domingo, 25 de abril de 2010

Moros y Cristianos en Ibi. Breve resumen de sus orígenes.

Ante la proximidad del Avís, creo que es buen momento para hablar de fiestas. Como todos sabemos, las Fiestas Mayores que Ibi celebra tienen lugar en septiembre, aunque no siempre han sido como ahora las conocemos.

El origen de las mismas se sitúa en lo que se conoce como "Soldadesca", y la primera referencia a ellas la encontramos en "Libro de Consejos, Extracciones y Habilitaciones de la Universidad de Ibi", donde en acta del 16 de junio de 1596 se expresa el acuerdo municipal de celebrar las fiestas de "El Salvador". Aunque es posible que en fechas anteriores también se celebraran, no tenemos documentación escrita, por lo que no se puede demostrar.
Hay que destacar que no hay constancia de que esta "Soldadesca" incluya Moros y Cristianos como hoy los conocemos.
Para explicar brevemente que era esta "Soldadesca", diremos que se trataba de una especie de competiciones de tiro, en la que el ganador conseguía algún premio ("la joya"). Además de ésto, se formaban compañías para homenajear al Patrón, en nuestro caso "El Salvador", con salvas ("fer la mostra"). En aquella época existía una guarnición de tropa compuesta por un voluntariado, la cual era comandada por un capitán que nombraba el ayuntamiento, y la cual estaría estructurada en base a la reglamentación de lo que se llamaba "Milicias del Reino". De entonces vienen los nombres de Sargento, Cabo de escuadra, escuadra...

A partir del año 1731, que es cuando llega la imagen de la Virgen de los Desamparados, Ibi cambia de advocación, celebrando las fiestas de "Soldadesca" al mes siguiente de la llegada de la imagen, es decir en septiembre, coincidiendo con las fechas de la "Natividad de Nuestra Señora" (8 de septiembre), y la "Festividad del Dulce Nombre de María" (1 2 de septiembre).

El 21 de octubre de 1737, cuando a estas fiestas ya se le habían sumado otras diversiones como pelota, hogueras, o "cordaes" entre otras, les llega la prohibición de vender, usar fuegos o disparar con arcabuces, lo que provocaría casi tres décadas de suspensión de "Soldadesca" por este motivo. Tras la petición de la localidad al rey Carlos IV para que les conceda el permiso de seguir celebrando sus fiestas como "desde inmemorial lo vienen haciendo", la fiesta se reanudaría ya finalizando el siglo XVIII.

Es a partir del s. XIX cuando se produce el tránsito hacia lo que serían en el futuro las fiestas que hoy conocemos. En los primeros años de ese siglo, las actas municipales reflejan que el ayuntamiento nombraba ya dos capitanes en lugar de uno. ¿Existían ya entonces los bandos cristiano y moro? ¿o se trataba de dos ejércitos? Es posible que en aquellos primeros años del siglo ya se vieran atuendos de moros y cristianos. Aproximadamente a partir de 1860, y coincidiendo con la "Primera guerra de Marruecos" se acentúa el odio a los moros, y resucita el miedo al turco de los siglos XVI y XVII. De hecho muchos trajes moros de las fiestas más antiguas reflejan más referencias turcas que árabes.
Cuando a la fiesta se la dota de Embajadas es cuando se la considera de Moros y Cristianos. La de Ibi, fué escrita por Vicente Boix , pero hablaré de forma más extensa sobre ella en otra ocasión.
La inestabilidad de aquellas incipientes fiestas, la escasa participación popular, la ausencia de organización reguladora, epidemias, factores sociales, y las escasas posibilidades económicas harían de los Moros y Cristianos ibenses de aquella época unas fiestas intermitentes. Se fundaban y desaparecían comparsas, de las que, las más constantes fueron los Romanos, Garibaldinos, Escoceses, Moros de la Capa y Moros de la Manta. De todos ellos ya hablamos en su día aquí.
Todas estas comparsas desaparecieron a principios del siglo XX, y a finales de los años veinte, cuando se funda la comparsa de Argelianos empieza una nueva etapa de nuestras fiestas, que desde entonces va adquiriendo la forma definitiva que conocemos actualmente.

Esto ha sido un brevísimo resumen de la historia de las fiestas en nuestra localidad. De todas formas, me sigo haciendo una pregunta en referencia a las comparsas en su día desparecidas. Ya que dejaron de existir en torno a los años veinte del siglo pasado, no sería descabellado pensar que alguien pudiera conservar alguno de los trajes de aquellas comparsas. Sería fascinante, si fuese así poder contemplarlos expuestos algun día.

Un saludo, Ibi-bloggers



Fuente: Ibi, un pueblo que hace historia. Jose Mª Ramirez Mellado.
Foto: http://fotosantiguasdeibi.blogspot.com

1 comentario:

  1. Nuevo reglamento de armas de avancarga, van a exigir para disparar en Moros y Cristianos el permiso de armas de caza, y eso supone no solo pagar las tasas correspondientes, licencia federativa, reconocimiento médico, sino presentarse a un examen. En el enlace podéis encontrar modelos de alegaciones a esta nueva reforma, todavía estamos a tiempo.

    http://zuaus.blogspot.com/

    ResponderEliminar