lunes, 22 de febrero de 2010

Los lavaderos de Ibi

Cuando alguien menciona "el lavadero", a la mayoría se nos viene a la mente el mismo que hay ubicado junto al Molí de paper. Quizá es el más conocido, pero no el único. Éste y otros son los protagonistas en esta ocasión.

Empezaremos hablando del lavadero arriba mencionado, diciendo de él que en un principio era sólo una amplia acequia algo profunda, que tenía unas piedras inclinadas para poder lavar.
Por supuesto, estaba sin cubrir, hasta que en 1903 sufrió una profunda modificación, en la que a base de piedras se hizo un embalse bastante ancho y alto, para que no fuera preciso lavar de rodillas, y de paso, levantar unas paredes para resguardarse del frío y el calor, con unos ventanales. Fué entonces cuado se techó. No hay más que ubicarse frente a el y mirar hacia arriba donde se aprecia claramente la fecha de 1903.
Aproximadamente en los años 30 se agrandó, y se le dotó de una canalita que recogía la espuma del jabón y la suciedad, situada al final de las piedras de lavar y dotada de desagüe propio. De este modo ya no fué tan necesario "pegarse el madrugón" para ocupar los puestos más cercanos a la entrada del agua.

Desde la antigua construcción del lavadero, y para que las ropas de los enfermos, sobre todo los contagiosos, no se entremezclaran con las demás, se dispuso que éstos ocuparan los últimos lugares, para que la suciedad de dicha ropa no hiciera todo el recorrido de agua. Pero años más tarde se construyó muy cerca otro lavadero, para los enfermos. Este es el que encontramos un poco más abajo, junto al mas del Tiny. En un principio, el agua de éste procedía del anterior, pero más tarde se le dotó de agua directa y limpia.

Lavadero de los enfermos

Aún así, había quien prefería lavar en otros lugares donde hubiera menos gente. Uno de estos lugares era la Pileta, donde encontramos otro lavadero, junto a la rambla Gavarnera, aprovechándose de la acequia del riego. En principio era necesario lavar con una tabla que llevaban las mujeres.

Lavadero de la Pileta

Como había que lavar de rodillas y resultaba incómodo, años después se elevaron las paredes de la acequia, se rebajó el piso, para permitir el lavar de pie, y se colocaron piedras inclinadas.

Semejantes a este lavadero existían otros, como el de la Devesa y el de la Font del Sopalmo.
Para estos en principio, también era obligado acudir con una tabla para lavar, y al igual que los anteriores, se les aplicaron las correspondientes mejoras, como ahondar el piso y colocar las piedras inclinadas.

Lavadero de la Devesa

Personalmente no conozco más lavaderos en Ibi, pero si sabéis de alguno que no haya mencionado, ya sabéis que estáis invitados a colaborar. Del mismo modo, podéis ver algunas fotos que del aspecto actual de los lavaderos que he comentado, excepto del que se menciona del Sopalmo. Si alguien dispone de alguna de este último, le animo a que la ponga.

Un saludo a todos y a todas, Ibi-bloggers.



FUENTE: MISCELÁNEA IBENSE. Antonio Anguiz Pajarón

4 comentarios:

  1. Buen texto y bonitas fotos. Lugares entrañables en los que he pasado muy buenos ratos.

    Voy a mandarte algo directamente a tu e-mail, a ver si te gusta.

    ResponderEliminar
  2. Vaya que si me gusta, genial idea Basseta. Como ves, ya aparece el mapa en el blog. Muchas gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar
  3. Interessant! Sabeu si hi ha un llavador al "Safarich"? Jo no he estat mai per allà, però en realitat s'escriu Safareig, i la paraula té el significat de llavador o de bassa de rec. És més, allà hi ha la Font del Safareig...

    ResponderEliminar
  4. Bona pregunta, Tòfol... potser que el nom de "Safareig" siga per la ubicació d'un llavador. O potser que no. Tindrem que investigar !! Moltes gracies per la aportació!!

    ResponderEliminar